Detalle Noticia





ARQUITECTURA Y DISEÑO URBANO SUSTENTABLES

BASES PREMIO NACIONAL DE ARQUITECTURA Y DISEÑO URBANO SUSTENTABLES 2019 FADEA SAINT-GOBAIN BASES GENERALES Calendario: 1 de septiembre 2019: Lanzamiento. 1 de octubre de 2019: Finaliza etapa de consultas. 1 de noviembre de 2019: Finalización de recepción de los trabajos. 14 y 15 de noviembre reunión del Jurado Fecha y lugar de premiación a definir 1. CONVOCATORIA “…La Buena Arquitectura debiera llevar implícito el ser Sustentable...” SOUTO DE MOURA, ARQ. A lo largo de los siglos XIX y XX se ha producido un desarrollo urbanístico sin precedentes debido al crecimiento demográfico y a la emigración de la población desde las zonas rurales hasta la ciudad. El problema de la ciudad futura es fundamentalmente un problema ecológico que afecta a la globalidad de sus habitantes y territorios, ya que ha superado la escala habitual de la ciudad, la región o el país. Cuantitativamente se ha llegado a un consenso internacional en la información donde se estima que la construcción y el mantenimiento del hábitat implican el consumo del 50% de la energía a nivel global1. El estado actual de nuestras ciudades y el territorio reflejan una compleja trama de problemas irresueltos en sus múltiples interrelaciones con la sociedad y el ambiente, cuya solución requiere de la intervención profesional seria y responsable de los arquitectos, alejada de cualquier voluntarismo intuitivo. La mejora de la eficiencia en el sector de la construcción resulta clave para la reducción global de emisiones de CO2eq. El ciclo de concebir, proyectar, construir, habitar y demoler, eventualmente reciclar, implica una importante presión sobre el ambiente que, como mínimo, tiene una duración media estimada entre 30 y 50 años. Ante este panorama resulta imprescindible desarrollar estrategias viables para la reducción del impacto de la construcción (y con ello la reducción de la denominada huella de carbono), desarrollando un estándar de edificación que tienda al cierre de los ciclos naturales, de la materia, la energía y el agua; que considere su ciclo de vida o vida útil y que incorpore medidas para incrementar la salud y el confort de los usuarios, estos dos últimos conceptos agrupados bajo la palabra bio habitabilidad. El costo de la energía, esta produciendo un aumento significativo en la toma de conciencia en el uso de los recursos y por lo tanto, en la resolución de estos temas a través de estrategias y tecnologías con inversiones antes impensadas en nuestro país, permitiendo incrementar el ahorro de energías y por supuesto su amortización en corto plazo. La Agencia Internacional de Energía (IEA) estima que: el 60% de los materiales que se extraen de la litosfera, tienen como destino la construcción, el 40% de la energía primaria consumida en el planeta y el 75% de la electricidad se destina a los edificios, el 60% de los residuos sólidos se producen en la construcción y deconstrucción de los edificios (1,3 Tm por persona/año) y que aproximadamente un 50% de las emisiones contaminantes de CO2 son emitidas por ellos. 1. European Building Performance Directive (EPBD) 2002/91/EC, adoptado por el Parlamento Europeo el 16/12/2002. Organizan: Apoya: 4TA EDICIÓN FPAA Federación Panamericana de Asociaciones de Arquitectos FEDERACIÓN AGENTINA DE ENTIDADES DE ARQUITECTOS Estos consumos e impactos se producen durante la extracción de materias primas , con su transformación en procesos industriales, durante la construcción de los edificios, a lo largo de su vida útil, con su utilización y también al final de esta con la deconstrucción del edificio. Nos encontramos pues ante un complejo proceso en el que son múltiples los agentes que intervienen y múltiples los factores a considerar para alcanzar mejoras efectivas. La gran variedad de materiales y componentes que hemos utilizado para conformar estos edificios, los procesos industriales para su fabricación, la complejidad de su construcción o los residuos generados no resultan fácilmente visibles para el usuario final ni para los profesionales que trabajan en esta industria. A simple vista se observa que los planteamientos que acompañan al cuerpo teórico de la cultura de la sostenibilidad tienen una fuerte carga ideológica pero su realización es sumamente tecnológica y hasta el día de hoy claramente ajena al proyecto y más interesada en aspectos puramente económicos. Apenas hemos explorado el potencial arquitectónico, del diseño y del paisaje que las tecnologías asociadas a la sostenibilidad han desarrollado. Necesitamos nuevos paradigmas resultantes de la integración de los nuevos conocimientos y recursos para componer, con todo ello, nuevas técnicas de proyecto2. Muchos conceptos de la arquitectura vernácula tienen implícitos criterios sustentables. Una arquitectura que demande más sabiduría en el proyecto, que busque soluciones de bajo costo, vinculadas al sitio y a los recursos disponibles, a la naturaleza y sus elementos, y que genere estrategias de diseño que permitan minimizar el impacto de la construcci

Deja un comentario